Auditoría SAT, lo que debes saber y hacer en ese momento

Posted by on September 09, 2020 · 5 mins read

Cuando el Sistema de Administración Tributaria (SAT) encuentra que los datos que ha compartido con ellos sobre sus obligaciones tributarias no concuerdan, continúa solicitando una revisión más exhaustiva a la que denominan “Auditoría”. Y aunque para muchos contribuyentes esta noticia no es la mejor ni la más esperada, hay algunas cosas que pueden ayudarlo a prepararse para una revisión de su situación tributaria. A continuación encontrará detalles sobre cómo es el proceso, sus derechos y obligaciones, así como consejos para evitar que este incidente vuelva a ocurrir. Luego de recibir la notificación de que serás verificado por el SAT, lo primero que debes hacer es verificar la autenticidad de dicha orden, ya que esto aseguraría que realmente estás dando tu información a la persona correcta y que dicha auditoría fue dictada por la autoridad. . Para poder realizar esta verificación, puede dirigirse directamente a la web del SAT en el menú “Otros trámites y servicios” donde encontrará el apartado “Verificar autenticidad de la orden de inspección”. Al ingresar a la consulta encontrarás información general como tu nombre, RFC, el nombre de la persona que te visitará para la auditoría y el período que cubrirá todo el proceso. En la oficina de auditoría, el SAT le informa detalladamente sobre lo que necesita ser revisado y al mismo tiempo le entrega una carta de sus derechos como contribuyente auditado, que es un documento que explica las obligaciones que tienen las autoridades de auditoría cuando ellos hacen la visita y por supuesto lo que te apoya durante todo el proceso. Dentro de lo que explica esta carta, los siguientes puntos son importantes:

La visita domiciliaria para revisar su situación se realiza en el lugar que haya facilitado como domicilio fiscal, establecimiento o sede. Se especifica que también pueden obtener copias de estos documentos. Durante esta visita, deberá proporcionar los documentos que le solicite el auditor con respecto a la contabilidad de su negocio. En caso de que el auditor lo estime necesario, podrá supervisar los bienes contables o no registrados y colocar sellos o marcas en documentos, oficinas y mobiliario para evitar que sean manipulados o intervenidos durante el proceso. En este proceso, que puede tardar hasta 12 meses hábiles, se emiten algunos informes parciales y complementarios dando aviso de los hechos faltantes y omisiones. Entre la emisión de estos registros, deben transcurrir 20 días en los que como contribuyente tienes la posibilidad de corregir tu situación fiscal, antes de la promulgación del Acta Final. La revisión de gabinete es una solicitud de datos, estados de cuenta y documentos contables, que debe presentar directamente a la oficina del SAT indicada en la notificación que recibió. Una vez revisados ​​todos sus documentos, se le entrega una carta de observación en la que se indican los hechos y omisiones de los que se anotaron. A partir de entonces, tienes un plazo de 20 días para presentar documentos que te avalen o realicen la respectiva corrección de tu situación fiscal. Esta forma de auditoría lleva todo el proceso a través de Internet y el sitio web del SAT. A través del “recuadro de impuestos” es necesario proporcionar la información solicitada dentro de los 15 días hábiles. Una vez revisada la información, te remiten una resolución judicial provisional con todos aquellos hechos y omisiones que hayan encontrado para que en los próximos 15 días hábiles puedas presentar tu corrección de la situación tributaria o pagar la multa respectiva. Si presenta documentos sobre sus hechos y omisiones, el proceso continúa con la revisión de la prueba, en la cual la autoridad vuelve a verificar los documentos correspondientes y posteriormente emite una resolución final. Si lo que menos deseas es recibir una notificación del SAT para realizar una Auditoría, lo ideal es que respetes los siguientes puntos:

Como último aspecto a subrayar, el SAT aclara que los funcionarios públicos que realizan las visitas no tienen la facultad de sugerir la posibilidad de imputar delitos, ya que están dirigidos únicamente a la revisión de documentos y la determinación de hechos faltantes y omisiones. Ahora que conoces el proceso de las distintas auditorías que puede realizar el Sistema de Administración Tributaria, puedes estar preparado en caso de recibir una notificación.